La Inmaculada salió a nuestro encuentro

El jueves 8 de diciembre los católicos de todo el mundo celebramos el Día de la Virgen, y en el partido de Tigre pudimos vivir a pleno esa gran fiesta litúrgica.

La procesión comenzó en la parroquia Inmaculada Concepción hasta llegar a la vera del Río Tigre donde monseñor Oscar Ojea, Obispo de la Diócesis de San Isidro, celebró la misa ante una gran multitud de fieles que vivían el momento con gran alegría.

Más tarde comenzaría la tradicional Procesión Náutica encabezada por la embarcación que trasladaba a la Virgen, seguida por cientos de embarcaciones y miles de personas ubicadas de las orillas arrojaban flores a su paso por el río Luján.

Monseñor Ojea expresó en el acto central, al momento de la bendición: “Nos unimos a todos los hermanos de la patria para celebrar el Día de la Virgen. Ella, al recorrer el hermoso Tigre, nos envuelve en un manto de amor y contención”.

El acto central tuvo lugar en el Paseo Victorica, donde monseñor Ojea realizó la bendición y expresó ante los presentes: “Nos unimos a todos los hermanos de la patria para celebrar el Día de la Virgen. Ella, al recorrer el hermoso Tigre, nos envuelve en un manto de amor y contención”.

Referentes de la política local, de la cultura, y el deporte acompañaron la celebración que culminó con fuegos artificiales y un show musical.