MENSAJE DE PAPA FRANCISCO PARA LA 52° JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES