Misa en honor al padre Pancho Soares

El padre Pancho Soares fue recordado el lunes 13 de febrero en una misa presidida por monseñor Martín Fassi en la parroquia Nuestra Señora de Carupá (Tigre), donde ejerció su ministerio hasta el último día de su vida.

El viernes 13 de febrero de 1976 por la noche, el padre Pancho Soares, con 54 años de edad y 30 de sacerdote, fue asesinado a balazos por un grupo armado, en su casa, construida junto a la Capilla.

Los vecinos aún lo recuerdan viviendo en una increíble pobreza y trabajando como obrero, sin dejar nunca de ejercer su sacerdocio, por lo que constituye un testimonio elocuente de fidelidad, coherencia y entrega.

“Mi consagración a los pobres es irrevocable” expresó monseñor Fassi parafraseando al padre Pancho en una de sus cartas, confirmando una vez más por su opción por los pobres, y su fuerte compromiso social.

A pesar del dolor que marca el recuerdo de su muerte, el padre Pancho es recordado con mucha alegría por la comunidad parroquial ya que su figura ya es símbolo de esperanza, ideales, esfuerzo y fraternidad.