Encuentro de Centros Barriales

 Encuentro de Centros Barriales de Cáritas del Obispado de San Isidro y organismos del Poder Judicial de San Isidro

Se realizó ayer en 1er Encuentro de Centros Barriales de Cáritas del Obispado de San Isidro y organismos del Poder Judicial de San Isidro; participaron desde el Obispado, monseñor Ojea, monseñor Fassi y representantes de Cáritas y de la Comisión de Justicia y Paz del mismo Obispado.

En la apertura monseñor Fassi expresó que: “Hoy el objetivo es conocernos para hacer dialogar y poder trabajar juntos, y así acompañar a estos chicos, que son nuestra población en común”.

Fiscalías y Defensorías del Departamento Judicial de San Isidro; el Patronato de Liberados, el Centro Socio Comunitario (CESOC) y Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU) fueron los organismos e instituciones convocadas y que participaron de este encuentro.

Luego del mediodía se desarrolló un trabajo grupal -en el que cada grupo estaba identificado por Municipio-, cuyo objetivo fue establecer vínculos entre los participantes como paso inicial para posibilitar articulaciones intervenciones en común sobre la problemática que se trató.

Desde el Obispado, a través de Cáritas de la Diócesis de San Isidro, se desarrolla un acompañamiento intenso en 8 Centros Barriales que llevan adelante acciones socio-educativas, terapéuticas, pastorales y comunitarias orientadas al acompañamiento de jóvenes y grupos familiares afectados por el consumo problemático de sustancias. Presencia, cercanía, vínculo y protagonismo juvenil son cuatro de los pilares donde se asientan las propuestas, tendientes a lograr la recuperación de las adicciones desde la inserción social y la reconstrucción del tejido social comunitario. Desde estos centros además se trabaja para la promoción y protección de los derechos de los jóvenes y se acompaña a aquellos que se encuentran en conflicto con la ley penal, articulando con diversos organismos del sistema judicial.

Hacia el cierre monseñor Fassi agradeció la concurrencia al Encuentro y resaltó que: “La participación tan activa de los grupos nos marca un buen modo de empezar un camino de articulación de vínculos que son los que nos sanan y nos van salvando como sociedad”.