El Párroco de la Inmaculada Concepción nos invita a celebrar la fiesta de la Virgen en Tigre:

El pueblo de Tigre hace fiesta en el Día de la Virgen.

Cada año, cuando llega el 8 de diciembre, los tigrenses nos encontramos en la celebración popular del Día de la Virgen, así la llamamos.

Desde el antiguo templo parroquial salimos en procesión, acompañamos la imagen, y es saludada ella al paso, con pañuelos blancos en alto, se agitan para decir: “Aquí estoy, te veo pasar muy cerca de mío”.

Después llegamos a la plazoleta en la ribera de María del río, ahí en Lavalle y Madero, el Obispo, monseñor Ojea, preside la celebración de la Eucaristía y al culminar, nos dirigimos con todas las autoridades hacia la embarcación de Prefectura que traslada la imagen a través de los ríos Tigre y Luján.

Es muy lindo ver cómo, mientras caer la noche, se encienden miles de lucecitas que iluminan y acompañan el paso de María.

Son cientos de embarcaciones grandes y pequeñas que lo saludan a su paso, y escoltan a nuestra Patrona.

Cada año esperamos su paso cerquita nuestro, casi tocando nuestras vidas. A su paso, contemplo la imagen de María y descubro cosas que me estaban ocultas y se me revelan; sentimientos nuevos que se despiertan.

Todo me da mucha esperanza y me alegra interiormente.

Qué linda la fiesta de la Virgen.

Este año, un año con muchísimos acontecimientos, tanto en mi vida personal como en la de cada uno de ustedes y nuestra querida Argentina, los vamos enumerando en el corazón mientras ella pasa por nuestra vida.

Si nos exponemos, y pedimos que escuche nuestra sencilla plegaria, la Madre del cielo, atenta, eleva estos pedidos al padre Dios.

Qué Dios nos bendiga mucho en esta fiesta de la Virgen.