Encuentro para la Protección de Menores

Declaraciones de Monseñor Oscar Ojea

Encuentro para la Protección de Menores

Ciudad del Vaticano, Domingo 24 de febrero de 2019

 

En el marco de la reunión de presidentes de Conferencias Episcopales de todo el mundo para la Protección de Menores presidida y requerida por el Papa Francisco como un acto de profunda responsabilidad pastoral; desde el Aula nueva del Sínodo,Monseñor Oscar Ojea, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, comparte sus vivencias; destacando en primer lugar la seriedad con la que se preparó mencionado encuentro considerando la profundidad de cada una de las charlas exposicionesDel mismo modo, Monseñor Ojea enfatizó el espíritu fraterno que reunió el momento de los grupos menores, como así mismo el de los grupos de trabajo.Subrayó el sentido de preocupación común y de responsabilidad de la totalidad de los Obispos, quienes manifestaron el valor de la escucha activa.

El Presidente del Episcopado Argentino Ojea destacó que ésta triste problemática es transversal a toda la IglesiaSe da en todas las culturas siendo no solo un tema eclesial, sino un problema social muy complicado.

Monseñor Oscar Ojea expresó;

La reunión para la Protección de Menores logró sensibilizar colocando como primera prioridad estar del lado de las víctimas, estableciendo una distancia insoslayable entre la defensa del menor y cualquier otra situación que tenga que ver con el desenvolvimiento del proceso. Destacando el desechar toda forma de encubrimiento habida cuenta de que perjudicaría enormemente a las víctimas; por lo cual debe ponerse de relieve la necesidad que tienen de ser escuchadas principalmente por los pastores de la Iglesia

Es fundamental acentuar la propuesta emergida por parte de los círculos menores; desde donde se promueve la formación de comisiones interdisciplinarias de laicos y laicas, integradas por profesionales psiquiatras, psicólogos, abogados, trabajadores sociales y otras profesiones pertinentes que posibiliten el escuchar y acompañar a las víctimas; lo que de alguna manera contribuiría al trabajo de los obispos. Este es un aspecto a desarrollar de manera ineludible” Debemos recalcar la actitud del Santo Padre; quien estuvo continuamente en la totalidad de las exposiciones, preguntas y devoluciones de trabajo expuestos por los círculos menores. De igual forma, participó reiteradas oportunidades con intervenciones personales y pastorales”

“Finalmente fue anunciada, por parte de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, la confección de un vademécum para obispos e igualmente la formulación de disposiciones particularmente para el Estado Vaticano sobre el abordaje de la Protección de menores”

Damos gracias a Dios y a la Santísima Virgen María por este encuentro de profunda reflexión y responsabilidad pastoral.