Mensaje de mons. Guillermo Caride para el tiempo de Adviento

Mensaje de mons. Guillermo Caride para el tiempo de Adviento

Monseñor Guillermo Caride, Obispo auxiliar de la Diócesis de San Isidro nos invita en su mensaje a transitar el Adviento como un camino de preparación a la Navidad, y nos propone en este sentido trabajar una de las cosas que más nos quita la paz que son nuestros enojos.

“Todos podemos aprender mucho de nuestros enojos, porque cada uno de nosotros tiene una manera de sus enojos; los vivimos con una intensidad, con una frecuencia propia”, y continúa expresando: “Esos enojos se van entramando y van generando una actitud de rechazo hacia el otro o hacia determinados grupos”.

“A veces puede pasar que en ese entramado que se va haciendo en el corazón, de ese rechazo al otro, pasemos a que empiece a nacer al odio al otro”.

Ante esta posibilidad, monseñor Caride propone: “Una buena manera de prepararse para la Navidad es ir revisando esos enojos en el corazón. Esto es algo que nos va a ayudar a nosotros y también es un buena aporte, que cada uno de nosotros como cristianos podemos hacer a nuestra sociedad al encuentro de los argentinos: trabajar los propios enojos”, el Obispo luego señala que: “Ahí podemos aprender cosas de nosotros, ver donde ese enojo nos toca y por eso se hace tan intenso; ver como lo podemos transformar en una fuerza positiva que nos comprometa con la verdad, con la justicia, con la reparación: distintas formas para transformar eso negativo en algo positivo y nos convierta en constructores de paz”.

Hacia el final de su mensaje monseñor Caride expresa: “En este Adviento nos puede ayudar mucho para nuestra reflexión espiritual el tomar la oración de San Francisco: “Señor, hacé de mí un instrumento de tu paz, donde haya odio, yo ponga amor”.