Mensaje de Mons. Caride para la celebración de San José Obrero


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /www/obispado-nitro/htdocs/wp-content/plugins/osi-integracion-guia-post/index.php on line 78

Monseñor Caride expresó a modo de rezo su mensaje para la celebración de la Fiesta de San José Obrero.

Contextualizando esta fecha en el escenario de emergencia sanitaria impuesta por la pandemia, el Obispo comenzó diciendo: “En primer lugar San José te expresamos nuestra acción de gracias por todos aquellos que están realizando tareas esenciales y nos sirven con su trabajo, y por eso damos gracias, porque son ejemplos para todos”.

Monseñor Caride expresó también su preocupación frente al dolor que genera esta situación inédita tanto en los trabajadores que no pueden salir a ganar su sustento ni a desarrollarse personalmente, como así también a los empresarios, comerciantes e instituciones que deben cumplir con el pago de salarios y no cuentan con los recursos suficientes, siguiendo con su reflexión dijo: “Ese dolor nos habla de cómo valoramos ese trabajo en nuestra sociedad; cómo lo vemos como algo importante para todos nosotros, cómo algo fundamental para desarrollar nuestra economía, por eso le expresamos a San José este dolor”.

El Obispo continuó pidiendo al Santo patrono de los Trabajadores: “Que ilumine a nuestros dirigentes políticos, sociales, sindicales y empresarios para que puedan encontrar caminos para recrear el trabajo en nuestro país” y continúo: “Que se pueda llegar a acuerdos, establecer prioridades y sostener políticas en este tiempo que nos ayuden a superar esta crisis económica”.

Al finalizar el Obispo compartió la siguiente oración a San José Obrero:

“San José tu poder sabe hacer posible las cosas imposibles
Ven en nuestra ayuda en este momento de angustia y dificultad
Toma bajo tu protección las situaciones tan serias y difíciles que te encomendamos a fin de que tengan una feliz solución
Amigo bueno, nuestra confianza está puesta en ti
Ya que vos podés todo ante Jesús y María, mostranos tu bondad, tan grande como tu poder
Amén