MENSAJE DE MONSEÑOR FASSI PARA EL DÍA NACIONAL DEL ENFERMO

MENSAJE DE MONSEÑOR FASSI PARA EL DÍA NACIONAL DEL ENFERMO

E“La caridad de Dios siempre nos apremia a practicar nuestro amor a los enfermos” comienza diciendo monseñor Martín Fassi, Obispo auxiliar de la Diócesis de San isidro, en su mensaje para el Día Nacional del Enfermo. Refiriéndose luego a la importancia de acercarse al enfermo para comprender su dolor, el Obispo expresa que: “Podemos practicar la caridad sin amor; en la atención al enfermo quizá lo estoy atendiendo en una manera perfecta, pero puede faltar humanidad”.

“Den gratuitamente lo que han recibido gratuitamente”, nos dice el Papa Francisco para esta Jornada”, dice monseñor Fassi, citando el lema elegido para este Día, y continúa diciendo: “Estamos invitados a llenar los gestos con los enfermos, por eso, desde la lógica del Evangelio, estamos invitados a superar más allá de todo lo que pueda ser la excelencia en la atención a los enfermos, a superar desde la Pastoral de la Salud, la perfecta organización, para llenar de humanidad todas las ideas, los programas, las atenciones profesionales hacia el enfermo”.

Este objetivo se alcanza, según monseñor Fassi: “Poniéndome en el lugar del enfermo, como hacía Jesús, que para lograrlo, comenzaba siempre con una pregunta: “¿Qué puedo hacer por vos?”, para poder entrar en comunión con su dolor y cuando esto sucede, sorprendentemente, ambos somos sanados”. El Obispo cierra su mensaje diciendo: “Demos gratuitamente, desde un corazón voluntario, para recibir gratuitamente y se nos sane nuestro propio corazón”.