Mensaje de Mons. Martín Fassi | 3ra Jornada Mundial del Pobre

MENSAJE DE MONSEÑOR MARTÍN FASSI PARA LA 3RA. JORNADA MUNDIAL DEL POBRE

Con motivo de la celebración de la 3ra. Jornada Mundial del Pobre, monseñor Martín Fassi, Obispo auxiliar de la Diócesis de San Isidro, expresó un mensaje, en el que comienza haciendo referencia al lema para esta ocasión “La esperanza del pobre jamás será defraudada” para luego afirmar que: “Sobre todo, esta Jornada, invita a preguntarme “¿Qué me pasa a mí con este tema de la pobreza?, Qué me pasa a mí con una persona en situación de pobreza?”, es decir, es algo que va a más allá de las acciones para ir al fondo del corazón”.

“La idea no es dar limosna en esta Jornada, sino compartir un buen rato de mi vida con alguna persona en situación de pobreza para poder comprender su situación”, afirma el Obispo, quien más adelante dice: “Jesús amó a los pobres, para nosotros esa es la gran motivación que nos impulsa a trabajar después para una transformación cultural sobre la pobreza, y una transformación política y social de la pobreza”.

Monseñor Fassi culmina su mensaje citando las siguientes palabras del Papa Francisco: “Los animo a descubrir en cada pobre que encuentren, lo que él realmente necesite, a no detenernos ante la primera necesidad material, sino a ir más allá para descubrir la bondad escondida en sus corazones, prestando atención a su cultura y a sus maneras de expresarse y así poder entablar un verdadero diálogo fraterno; dejemos de lado las divisiones que provienen de visiones ideológicas o políticas, fijemos la mirada en lo esencial, que no requiere muchas palabras, sino una mirada de amor y una mano tendida. No olviden nunca que la peor discriminación que sufren los pobres es la falta de atención espiritual”.