Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /www/obispado-nitro/htdocs/wp-content/plugins/osi-integracion-guia-post/index.php on line 78
MENSAJE MONS. CARIDE PARA EL INICIO DEL TIEMPO DE CUARESMA – Obispado de San Isidro

MENSAJE MONS. CARIDE PARA EL INICIO DEL TIEMPO DE CUARESMA

Misas de inicio de nuevos párrocos.
18 febrero, 2020
“Jesús, qué signo nos das para obrar así” Retiro Diocesano
26 febrero, 2020

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /www/obispado-nitro/htdocs/wp-content/plugins/osi-integracion-guia-post/index.php on line 78

MENSAJE MONS. CARIDE PARA EL INICIO DEL TIEMPO DE CUARESMA

Durante el verano muchas veces escuchamos la recomendación de tomar agua, muchas veces les decimos a los chicos “tomen agua”, es una invitación a atender a escuchar la propia sed de nuestro cuerpo. Esta imagen la propongo para esta Cuaresma, la de atender a la propia sed.

La sed es algo que se experimenta, no es una idea es algo que sentimos en nosotros la sed; la sed es algo que necesitamos, se manifiesta en nuestros deseos, en nuestros sueños; la sed la sentimos durante nuestro día, en nuestra cotidianeidad, así como tomamos agua durante distintos momentos del día porque tenemos sed, la sed de nuestra vida se nos va manifestando en medio de nuestras situaciones cotidianas. Por eso la invitación es a escuchar.

¿Qué le ponemos en palabras al “tengo sed”?, ¿de qué tenemos sed?

Durante la Cuaresma también es bueno, mirando a Jesús, poder escuchar el “tengo sed” que dice Jesús. En el Evangelio muchas veces aparece la expresión de Jesús: “Tengo sed”, lo dice también en la cruz, es la sed de Jesús que brota de su amor.

¿De qué tiene sed Jesús?, ¿cómo me puedo identificar con la sed de Jesús? Si nos identificamos con la sed de Jesús, vamos a estar más atentos a la sed de quienes nos rodean, a la sed que aparece en todo el mundo, a la sed en la creación, ¿cómo se manifiesta hoy la sed de justicia?

El Miércoles de Ceniza vamos a comenzar este camino de preparación para la Pascua que es la Cuaresma; los invito entonces a estar atentos a nuestra sed, poder identificarnos con la sed de Jesús.