Monseñor Ojea celebró la misa por el techo, la tierra, y el trabajo