Hombre de 41 años, psicólogo.

Hombre de 41 años, psicólogo:

Camino de Esperanza significó para mí la posibilidad de volver a “abrir” un tema de gran relevancia en mi vida y en la de mi familia, y poder abordarlo y conversarlo desde una perspectiva muy nueva. Pensé que venía a “cerrar” algo, y lo que pasó fue todo lo contrario. Me permitió darle un sentido nuevo a las cosas que pasaron.

El proceso involucró a varias personas muy cercanas y queridas: mi ex mujer, amigos y un hermano, que fueron testigos. Todos coincidimos en la contención, calidez y seriedad de quienes nos recibieron de parte de C de E. Esto fue para mí una sorpresa muy positiva, que hizo que toda la experiencia tuviera una profundidad y una relevancia muy diferentes a las que imaginaba cuando decidí encarar esto. Personalmente estoy feliz, y muy agradecido!